miércoles, 1 de agosto de 2007

Persona por nacer

Para el Código Civil Argentino: Artículo 70: "Desde la concepción en el seno materno comienza la existencia de las personas; y antes del nacimiento pueden adquirir algunos derechos, como si ya hubiesen nacido. Esos derechos quedan irrevocablemente adquiridos si los concebidos en el seno materno nacieren con vida, aunque fuera por instantes después de estar separados de su madre. En consecuencia es preciso que el hijo sea separado de la madre. Que la separación sea completa. Que el hijo viva luego de esa separación. Si pues, durante un parto trabajoso, el hijo da signo de vida, pero muere antes de haber sido completamente separado de la madre, nunca tuvo capacidad de derecho. Con más razón si antes de comenzar el nacimiento, el hijo hubiese muerto. Artículo 74: Si muriesen antes de estar completamente separados del seno materno, serán considerados como si no hubieran existido. Artículo 72: Tampoco importará que los nacidos con vida tengan imposibilidad de prolongarla, o que mueran después de nacer, por un vicio orgánico interno, o por nacer antes de tiempo. Para la ley argentina el único requisito indispensable para reconocerle al nacido el carácter de “persona” es el nacimiento con vida autónoma con prescindencia de la viabilidad a futuro, es decir la posibilidad que tiene la criatura nacida o no a tiempo para seguir viviendo. Hoy me acordaba de esto que me había dicho una vez el papá de mi nene cuando estaba embarazada de Martín y el decía que todavía no era persona, que el todavía no tenía un hijo. Recordaba esto, porque mi instructor de manejo hace dos clases que no está. Tuvo un hijo hoy. Me sorprendió cuando me lo dijeron. En una de las tantas clases le pregunté si tenía hijos y me dijo que no, que tenía una ahijada. Entiendo que para el hombre no es lo mismo un embarazo que para la mujer. Sólo nosotras sabemos lo que se siente y como se hace sentir nuestro hijo estando dentro del vientre. Pero no reconocer que un embarazo es sinónimo a tener un hijo, me parece, es de mentes cortas.

4 comentarios:

Pato, la prima dijo...

Éste tema me toca muy de cerca. Cuando perdí a Valentín en medio de todo el dolor, sufrimiento,y convalescencia por la cesárea tuve que enfrentarme a un problema aún mayor que fue hacer todos los malditos trámites para poderle dar un descanso a mi bebé. El problema era que como dice el Art.74 del código civil, Valentín mi hijo, al cúal llevé en la panza durante 8 meses y medio no existía, pero claro,los médicos y dueños de la casa de sepelios tenían un problema, tenían el cuerpo de alguien que según la ley nunca había existido.
Por lo tanto después de muchas idas y venidas, se resolvió expedir un certificado de defunción como "feto con muerte intrauterina no traumática".
Es lo máximo que me permitieron hacer con respecto a su persona.
La verdad es que es tán mágico llevar vida dentro de uno que no me preocupa en lo más mínimo que sea considerado de alguna forma por las leyes, los hombres, etc.
Es único, y hoy por hoy te diría que sí mañana me toca irme de éste mundo, a pesar de la tristeza de no tener a mi hijo fisicamente, puedo sentirme felíz de saber que alojé vida y una persona vivió dentro mío.

Gustavo dijo...

Yo me condidere papá de Sol desde que estaba en la panza, por eso le cantaba canciones de cuna (y de los redondos)para que se durmiera y le plameaba "la cola" en la panza, pewro la desgraciada pateaba mas...por cierto ahora me doy cuenta que estaba practicando danza arabe intrauterina...

Lorena dijo...

Prima: No se que decirte, me dejaste sin palabras. Creo que la prueba más dura que nos puede poner la vida es la de perder un hijo.

Gus: Lo importante es como apoyar la punta del pie.

SeBa! dijo...

Lore: Comento en este porque me toca de cerca al estudiar abogacía.

Cuando cursé Elementos de Derecho Civil y me explicaron estos artículos del Código de Vélez Sarsfield recuerdo haber discutido con el profesor (un turro que me dejó un 5), porque simplemente le dije que me parecía una barbaridad.
Yo tuve un hermano que falleció al nacer y me importa tres carajos si murió antes o después de que lo separaran de mi vieja... Fue mi hermano igual y lo será siempre.

Un abrazo.

TPT.

Perdón mi ausencia prolongada, estuve festejando cumpleaños y fin del tratamiento!