sábado, 4 de agosto de 2007

Vendo mi corazón

"Hay momentos en que, sea cual fuere la actividad del cuerpo, el alma está de rodillas." Víctor Hugo ¿No puede alimentar a sus hijos? Trabaje. ¿No consigue trabajo, o está imposibilitado para trabajar, o no puede trabajar porque tiene niños a su cargo? Venda su casa. ¿No tiene casa propia? Venda su coche. ¿No tiene coche? Pida plata prestada a un banco. ¿Ningún banco le da plata porque usted es pobre? Pida plata a su familia. ¿Su familia es tan pobre como usted? No proteste, no se subleve, no ponga en tela de juicio el sistema que nos rige, arréglese. Usted tiene un cuerpo. Alquile su vientre. ¿Se da cuenta de que el mundo no es tan malo, que siempre da posibilidades? Y no se agotan en su vientre las posibilidades. Entre en algún sitio de Internet donde pueda ofrecer sus córneas, un pulmón, un riñón, el hígado. No se estremezca si encuentra allí que un empleado que vive en La Rioja puso en venta sus órganos para afrontar los gastos que demanda el tratamiento de cáncer que padece su esposa, con la que tiene dos hijos chiquitos; o que una chica peruana de dieciséis años ofrece su riñón por setenta mil dólares, porque su familia se está muriendo de hambre, o que varias personas ofrecen subastar todos sus órganos menos el corazón. Usted también tiene un cuerpo. Piense que tener un cuerpo es como tener una empresa. Alquílelo o véndalo por partes. Empéñelo. Subástelo. Todo indicaría que es el negocio del futuro. El mundo, amablemente, desinteresadamente, les está dejando servido a los pobres este flamante negocio. De seguir así, habrá mucha gente a la que pronto no le quedará otra cosa que dedicarse a estas operaciones bursátiles de alquiler de sus vientres y venta de sus órganos. No se puede quejar, no critique al sistema ni a sus dirigentes por la vida que le ha tocado en suerte, usted tiene en su propio cuerpo su salida laboral, puede sacarle provecho. Arréglese. ¿Usted no tiene nada, nunca tuvo nada, tuvo un poco y ya no lo tiene, pertenece a una clase a la que siglo tras siglo la han despojado de todo? Despójese ahora de su cuerpo. Parte por parte. O, de lo contrario, corte por lo sano: ofrézcase para inmolarse de cuerpo entero por alguna buena causa internacional o nacional en la que se le pague por eso. Usted tiene un cuerpo y hágalo valer: póngale un valor. Así va a poder alimentar a sus hijos si no consigue trabajo, o está imposibilitado para trabajar, o no puede trabajar porque tiene niños a su cargo, y no tiene casa para vender, ni coche, ni banco ni familia que le preste plata. Usted tiene un cuerpo. Vientre, córnea, riñón, pulmón, hígado. Arréglese. Y ya no moleste con sus reclamos. No sea desalmado. Tenga corazón. Por Mex Urtizberea Para LA NACION ¿ Nos salvará la educación de todo esto que YA ESTÁ PASANDO ?

6 comentarios:

Ðąи dijo...

Qué horror :s.. lo peor es que es verdad, está pasando ahora.. La humanidad se está cayendo a pedazos.. Nos estamos destruyendo cada día más.. con lo que tenemos que hacer para sobrevivir siquiera un poco.. Por dios...

Me indigna y me pone mal >.<..

Gustavo dijo...

No mi amor no nos va a salvar la educación nos va a salvar Mauri, que va va a hacer subasta públicas para que lo pobres puedan vender los organos con mas facilidad...Va estar buenao subastar organos!

Anónimo dijo...

Subastar órganos...que bueno...
¿Qué super los venderá más barato che? los publicitarán con alguna peli de los Simpsom o se venderán con tarjeta a 15 cuotas sin revcargo? ¿Qué órgano valdrá más? ¿uno de Barrio Parque o uno de de Villa 34 subdesarrollada, o uno de villa tachito? ¿Un ojo negro valdrá más que un ojo verde?
Tantas dudas... mejor me voy estancia y ver que órgano me compro.
un Yamaha, un casio
SISKE

Lorena dijo...

DAN: A mi, además de indignarme, me da miedo que haya gente que piense que su única salida es la venta de sus órgnos. Si ponés "vendo corazón" en google, hay desde gente que alquila su vientre, vende cualquier órgano hasta la que no quiere vivir más y dona su corazón...

Gus: si, va a estar bueno, y te vas a meter cada palabra en algun lugar oscuro...oscuro como el saco que es chocolate y no gris...

Siske: No creo que los de Barrio parque vendan sus órganos y no, los ojos verdes son más caros, los negros no son Fashion como unos claritos.

Félix dijo...

Mmmm... Da miedito eso... Desgraciadamente no asusta la gente que vende sus órganos, también asusta la que lucra con todo eso, no son humanos, no son personas.

La educación ayuda, pero depende de quién la imparta y de si lo hace correctamente.

Ðąи dijo...

Bueno, donar un órgano si.. cuando ya estás muerto <.<, no cuando todavía tenés toda tu vida por delante >.<...